Comunidades: regreso a los orígenes

Nadie lo vio venir en el horizonte. La pandemia global por el Covid-19 cambió las reglas del juego. Y cuando todo esto pase el mundo no será el mismo. Los tiempos como los conocíamos tendrán que definirse como a.C. (antes de Covid) y d.C. (después de Covid).

Vertiginosos cambios en los espectros económico y tecnológico se han suscitado en los últimos meses. Desde el crecimiento exponencial de empresas tecnológicas y de telecomunicaciones; el despido masivo de talento; el cierre definitivo de startups; y hasta la migración de empresas de Silicon Valley a lugares con mejores condiciones inmobiliarias.

Se alcanza a visulumbrar en un horizonte de aproximadamente 18 meses el regreso a una normalidad con mejores condiciones de movilidad e interacción social.

Comunidades en Sonora

Jóvenes emprendedores sonorenses participando en eventos de comunidades tecnológicas.
Techstars Startup Weekend Guaymas II – Noviembre, 2015.

Comunidades como Startup Weekend, FvckUp Nights y Hackers and Founders buscaban atender a segmentos específicos de personas curiosas e interesadas en distintos sectores alrededor de la tecnología y el emprendimiento.

Estas comunidades a su vez exploraban formas de resolver problemas locales con el aprovechamiento del conocimiento colectivo.

Todas las comunidades migran sus objetivos. Algunas crecen, otras más evolucionan. Muchas más mueren.

Parafraseando a Mak Gutiérrez, el interés es el capital fundamental de una comunidad. Cuando ya no hay interés en ella, la tecnología o el propósito que impulsa, inevitablemente morirá.

H/F Sonora ha sido un actor clave en el ecosistema. Ha participado en distintas inercias y momentos. Desde la evangelización en tierra de nadie; la co-participación en épocas de múltiples comunidades; la inclusión de algunos de sus miembros en iniciativas impulsadas desde Gobierno, iniciativa privada y organizaciones no lucrativas; hasta la promoción, impulso y creación de startups. Sabemos adaptarnos a cualquier circunstancia.

Nuevas realidades

El fenómeno de migración de grandes corporativos tecnológicos históricamente asentados en Silicon Valley hacia metrópolis con rentas más asequibles y mejores condiciones inmobiliarias, es solo uno de los efectos de las nueva realidades.

Esto pone a prueba el mito de que hay que estar en Silicon Valley para hacer una compañía tecnológica exitosa.

De la misma forma modalidades de trabajo remoto, esquemas de home office y la posibilidad de ahora competir desde el hogar, por mejores posiciones en cualquier rincón del país o fuera de él, llegaron para quedarse.

El nuevo status quo de este acelerador de la innovación que resultó ser el virus SARS-CoV 2, causante de la variante de coronavirus que causa el padecimiento que hoy conocemos como Covid-19, pone sobre la mesa una gran cantidad de retos, problemas por resolver y áreas de oportunidad para aquellos jóvenes entusiastas que nos reuníamos en oficinas y estacionamientos prestados para hablar de ideas y proyectos.

Quizás es hora de regresar a los orígenes. El tiempo y las circunstancias se prestan perfecto para ello.

¿Cómo propoen que nos adaptemos a las nuevas realidades en tiempos post-pandemia? Hablemos al respecto pronto. Nos vemos en el próximo meet up virtual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.